El último cartucho de Jean-Pierre Martinez, mise en scène de Charlie Levi Leroy à Madrid

El último cartucho (Au bout du rouleau) de Jean-Pierre Martinez, mise en scène de Charlie Levi Leroy à Madrid

Teatro Nueve Norte, Madrid, Espagne, Août-Septembre 2020

Mise en scène : Charlie Levy Leroy

Avec : Raquel Arigita y Charlie Levy Leroy
Costumes : Sara Ayala
Photographie : Jael Levi
Production : The Acting Company

Una periodista de una oscura revista web y un autor sin inspiración. Esta improbable entrevista podría lanzar la carrera de esta freelance independiente y revivir la carrera de este dramaturgo que está fuera de moda. Pero en el teatro, las apariencias a veces son engañosas…

¿Qué papeles juegan exactamente? En este juego de engaños, cada uno intenta manipular al otro. ¿Pero para qué? ¿Quién en este divertido duelo disparará el último cartucho… de bolígrafo o revólver?

No te pierdas esta comedia con diálogos sabrosos, llena de sorpresas, y con un final sorprendente, protagonizada por dos de los mejores actores de la cartelera madrileña: Raquel Arigita y Charlie Levy Leroy.

Teatro Nueve Norte
Descargar el texto gratis en pdf


Revue de presse

 

  • El último cartucho de Charlie Levi Leroy, Aquí Madrid,  14 septiembre 2020

Esta es la historia de un asalto.
En palabras de Hernández y Fernández: yo aún diría más.
Esta es la historia de una derrota sentimental y emocional.
Esta es la historia de un acoso y, claro, de su consiguiente derribo. Es una historia clásica claro, de las que se cuentan una y otra vez y siempre resultan nuevas. Es la clásica historia de la derrota de la vanidad por el sentido común.
Y es que esta es una historia de caballos y de troyas, de telas y de arañas, de Shirleys y de Jacks, de My fair lady y de My fair lord , de Higgins y de Doolittle. Por supuesto…
Así, en una esquina del cuadrillero comparece Charlie Levi Leroy ( quien, también dirige , con precisión coreográfica, este delicioso rondó) como un desencantado y resabiado escritor con un colmillo tan retorcido que está a punto de clavárselo a sí mismo.
A punto, claro; porque amaga y amaga y esa es su gran debilidad, que aprovecha, desde la otra esquina del ring, una solo aparentemente) atolondrada Raquel Arigita para colarse entre sus entretelas y, a base despistes, encantos y desconciertos derrotar al locuaz y vulnerable escritor.

Y es que esta primorosa comedia de Jean Pierre Martínez abunda en seducciones y disimulos, en matices y sabores, en miradas y encantos que se les van cayendo a Arigita y Levi Leroy , mientras tiran y aflojan, aflojan y tiran, con inteligencia y desparpajo, de todos los hilos – visible y invisibles – que tienen a su disposición para urdir con cariño y mimo todo un confite que ni empalaga, ni empacha ya que es apto y saludable para todo tipo de paladares.
Una auténtica delicatessen.
Por volver a citar a Hernández o a Fernández) : es mi opinión y yo la comparto.
Luis de Luis, Crítico teatral.

 

 

 

 

 

 

L

Print Friendly, PDF & Email